24.6.11

Um salto no vazio

"La voz propia en un artista, ya sea escritor, pintor o ventrílocuo, es una bendición, pero puede llevar o tal vez indefectiblemente lleva al conformismo, a la planície, a la monotonía. Cada obra, nos dice Vila-Matas asomado a las páginas de este libro [Una casa para siempre, Anagrama, 1988], debe ser un renovado salto en el vacío. Con o sin espectadores, pero un salto en el vacío." [grifo meu]

Roberto Bolaño, Entre paréntesis, 3ªed.. Barcelona: Anagrama, 2008, pp. 156- 157.